SOS Maspalomas

0
116

Desde la organización Surf & Nature Alliance proponen:

No al proyecto de prolongación del espigón del Faro de Maspalomas al sur de Gran Canaria.

Casi 4 Mill de euros para uso de embarcaciones deportivas y de recreo. 220 metros de prolongación del espigón de hormigón implica un gran impacto ambiental y paisajístico en una zona con grandes valores naturales.

Foto Open Maspalomas

Antecedentes

El pasado 12 de febrero, se anunciaba la solicitud presentada en la Demarcación de Costas de Canarias y el Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España por una sociedad inmobiliaria. Esta pide que se le conceda permiso de ocupación del dominio público marítimo terrestre para la prolongación de 220 metros del espigón del Faro de Maspalomas de San Bartolomé de Tirajana.

La ampliación de dicho muelle se quiere destinar a la ejecución de una plataforma para embarcaciones deportivas y de recreo para excursiones marítimas. Esta ampliación cuyo coste inicialmente está presupuestado en casi 4 millones de euros, va a traer consigo varios impactos ambientales y paisajísticos en un entorno que según el propio informe es Zona Especial de Conservación.

Según reza el informe “El espacio denominado Sebadales de Playa del Inglés está situado en el sureste de la Isla de Gran Canaria. Cubre una superficie de 2.721,58 hectáreas y baña el litoral del municipio de San Bartolomé de Tirajana. Este espacio se encuentra declarado desde septiembre de 2011 como Zona Especial de Conservación (ZEC), figura contenida en la Red Natura 2000 cuya finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats naturales más amenazados de Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad ocasionada por el impacto adverso de las actividades humanas. La ZEC se encuentra gestionada de manera que se garantice la protección y la conservación del tipo de hábitat natural y las especies de interés comunitario presentes en el espacio, adoptándose las medidas de conservación necesarias para alcanzar un equilibrio sostenible entre el desarrollo de los usos y actividades en la zona y la conservación de los valores naturales que contiene.”

 “los Valores Naturales Presentes en este espacio consisten en una amplia plataforma arenosa de suave pendiente y arenas mixtas, organógenas y terrígenas. Los fondos disponen de una gran cobertura vegetal, con praderas conformadas principalmente por la fanerógama marina Cymodocea nodosa o “seba”, que constituye extensos “sebadales” o “manchones”, siendo el más extenso de la isla de Gran Canaria y uno de los mayores de todo el archipiélago canario. Están presentes otros elementos de interés, como el alga verde nativa de Canarias Avrainvillea canariensis. Entre las especies de invertebrados que se desarrollan en este tipo de fondos destacan moluscos como el yelmo (Phalium granulatum) o anémonas como la palitoa canaria (Palythoa canariensis). La comunidad de peces es asimismo muy rica en los sebadales de la zona, encontrándose numerosas especies de interés pesquero como la seifía (Diplodus vulgaris), el besugo (Pagellus acarne) o la vieja (Sparisoma cretense). Esporádicamente se puede observar en el área la presencia de cetáceos como el delfín mular (Tursiops truncatus), el delfín común (Delphinus delphis), el calderón gris (Grampus griseus) o el delfín moteado (Stenella frontalis), entre otros, así como ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta), que utilizan el área como zona de alimentación y descanso.”

Así mismo, “Los Tipos de Hábitat Natural y Especies de Interés Comunitario de la ZEC: En Sebadales de Playa del Inglés se encuentra presente el tipo de hábitat natural de interés comunitario 1110 Bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina, poco profunda, además de las especies de interés comunitario tortuga boba (Caretta caretta) y delfín mular (Tursiops truncatus).”

La zona afectada por el proyecto se divide en dos por la existencia actual de un pequeño muelle que solo tiene uso como paseo turístico ya que no tiene calado suficiente ni para pequeñas embarcaciones.

Los Usos y Actividades o las Presiones y Amenazas que muestran en este informe no contemplan el valor de la hidrodiversidad y de sus olas como recurso natural, deportivo, socio-económico y cultural para la comunidad local.

Olas con hasta 300 metros de brazo en peligro de desaparición

La zona de la derecha del muelle (vista desde tierra) se conoce como “El Palomar”. Consiste en varios picos de derecha-izquierda, que en las buenas marejadas y con buena orientación cuentan con recorridos de 50-70 metros. Esta es la zona de ola más vertical y por ello más frecuentada por bodyboarders, casi a la par que surfers-.

La zona de la izquierda tiene varias denominaciones “El Senador”, por el nombre de un restaurante cercano, “El Bunker”, por la existencia, ahora enterrado en la arena, de un bunker de la época de Franco.  Con un buen swell del oeste, se pueden surfear olas con más de 300 metros de brazo. Un amplio recorrido que deja exhausto a cualquiera que tenga que remontar, obligando en ocasiones a salir a tierra para volver frente al pico caminando. Esta zona sería la más afectada por el proyecto.

La mejor época para surfear va desde noviembre hasta abril, con swells del oeste o suroeste. También funciona con bastante fuerza noroeste cuando entra por el canal entre las islas de Tenerife y Gran Canaria.

En esta playa se celebran un par de campeonatos de escala local y  en una buena sesión normalmente se juntan 200 o más “usuarios” entre las dos zonas.

Foto: Szilveszter Korom. Derecha del Faro

El Ayuntamiento y la Alianza Surf y Naturaleza se pronuncian

Esta semana, el Ayuntamiento del Municipio de San Bartolomé de Tirajana expresaba su rotundo rechazo en la siguiente nota de prensa. 

Por parte de la Alianza Surf y Naturaleza (Surf & Nature Alliance) nos sumamos a la declaración del municipio en cuestiones generales, pues ni se encuentra ni se reconoce un interés general que justifique la obra y el impacto. Los distintos agentes encabezados por el municipio rechazan el impacto específico a unas rompientes muy frecuentadas por la comunidad local y regional.

Queda poco tiempo.

El proyecto cuenta con 20 días hábiles para presentar alegaciones (ya queda muy poco). El activista José Manuel Salcedo, miembro de la comunidad surfera local nos alertó y ahora desde aquí animamos a todos los que puedan participar en la protesta/concentración pacífica convocada en el Faro de Maspalomas para este próximo Domingo 24 a las 12h de la mañana.