Revuelto de espárrago blanco y mayonesa de mostaza

0
99

Chef: David Gil (La Fábrica de Juan) Fotos: Alex Fernández

A que no os imaginabais que muchas de las cosas que nos comemos y vienen en lata podemos cocinarlas y hacerlo fácilmente en casa?
Utilizar productos de temporada es la clave del éxito de cualquier cocinero o cocinillas y en esta receta utilizaremos el esparrago blanco que contiene grandes cantidades de fibra, agua, proteínas  y es diurético.

Preparación: 15 min.
Cocinado: cocer 7 min
Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas:
•16 espárragos
• sal
• 2 cucharada sopera aceite oliva
• 1 l. Agua
• azúcar blanco
• 4 huevos
• mayonesa
• mostaza
• ½ k. setas de ostra
• 1 diente ajo
• 1 cucharada sopera de salsa de soja kikkoman

1- Con ayuda de un pelador de patatas ir pelando los espárragos uno a uno empezando 5 cm. por debajo de la yema o punta hasta el final. Los apoyaremos en horizontal encima de una superficie plana. Con una mano los sujetamos de la punta y con la otra raspamos con el pelador.
2- En una olla a presión colocar los espárragos, el agua, la cucharada de aceite, 5 pizcas de sal y otras 5 de azúcar. Poner al fuego y contar 7 min. desde que suba la válvula.
3- Poner a hervir en un cazo la mitad del agua resultante de la cocción de los espárragos y en él escalfar los huevos uno a uno usando para ello una espumadera sobre la que los iremos cascando, antes de escalfarlos, para que nos quede sólo la yema y la clara y evitar el agua que puedan contener. Ir secándolos en papel absorbente y colocarlos en una fuente.
4- Mezclar la mayonesa y la mostaza y aligerar con la otra parte del agua de cocer los espárragos que nos quedaba.
5- En una sartén caliente ir dando color a los espárragos y en esa misma sartén añadir 3 gotas de aceite de oliva y saltear las setas añadiendo el diente de ajo picado al final para que no se nos queme y sazonarlas con la salsa de soja.
6- Colocar las setas, los espárragos, los huevos y la mayonesa de mostaza en una fuente o bol amplio y con la ayuda de un cuchillo y un tenedor mezclarlo todo, destrozar nuestra creación porque así es como mejor se saborea esta plato pensado para compartir y compartir es amar.