Olas gigantes en La Tremosa – Costa da Morte

0
3141

La sesión de surf extremo vivida el pasado Domingo 27 de Octubre pasa a convertirse en la más tamañera vivida hasta el momento en la costa gallega. Estamos seguros que muy pronto se volverá a subir el listón intentando surfear más metros pero el verdader atractivo de nuestras olas no está en la altura sino en la fuerza y masa de agua que desplazan formando tubos espectaculares que nos trae a la mente las olas mutantes de Australia, pais donde el surf va más allá del deporte, es una forma de vida, una cultura solo comparable a lo que ocurre con el fútbol en España.

Durante la semana previa al gran día el equipo de JetGalicia y el equipo de Jet Resgate Portugal entablamos contacto para aprovechar lo que se estaba “cocinando”. Desde el Atlantico Norte se aproximaba una borrasca fuerte y con unas características especiales de periodo muy alto. El periodo de olas es el intervalo de tiempo entre una ola y la siguiente medido en segundos y por norma general cuanto mayor es este parámetro implica que las olas lleguen más ordenadas a la costa y con más energía. Ya sólo nos condicionaba el viento fuerte del Sur-Oeste. Teníamos claro que tanto Irlanda como la Costa da Morte iban a ser las costas de Europa más sensibles para esta borrasca y por la localización geográfica de los bajos de La Tremosa en Costa da Morte tienen una orientacion adecuada para recibir el viento de tierra y formas olas gigantes.

Nos convocamos en el puerto 5 motos de agua, a bordo Antonio da Silva, Ramon Laureano, Joao Guedes, Ricardo Faustino, Malafaia e Ivo Santos, todos recien llegados de diferentes partes de Portugal. Siendo JetGalicia parte organizadora de esta convocatoria teniamos muchas ganas de tener representación gallega en el agua. La noche anterior llamamos a Cesar Sanchez (Ferrol) que ya estaba decidido a ir para la zona de Lugo, pocas veces se presenta la oportunidad de ver en primera persona como trabajan en el agua los profesionales de esta disciplina de olas gigantes. A pesar del riesgo y de que aún no tiene experiencia suficiente para olas tan brutas era importante estar alli para vivirlo, sentirlo y aprender de Ramon Laureano, probablemente uno de los mejores pilotos Towin y rescatadores de Europa. Finalmente lo convencimos para asistir y se unió a la expedición junto con sus compañeros habituales en olas grandes, ojalá esta sesión los motive a seguir entrenando y buscando cada vez retos mayores. Por parte de JetGalicia preparamos nuestra moto de rescate con el equipo de video para filmar en cámara lenta la perspectiva acuática de esta espectacular ola y ayudar con la seguridad por si surge algún contratiempo. A bordo Bruno Novoa y Borja Cobas.

Sobre lo vivido basta con sentir el video realizado por nuestro colaborador Oti Fernandez. En Costa da Morte todo gira en torno a la pesca y resulta llamativo el contraste que surge cuando estas borrascas obligan a los pescadores a quedarse en puerto reparando redes o simplemente jugando al dominó y aparecen “lo locos” de las motos para surfear olas en esas mismas piedras que dan de comer a tantas familias gallegas. Se merecen todo nuestro respeto y desde aquí nos gustaría hacer un llamamiento a la cordura, cada cual puede llamar a las olas como el apetezca, tal vez ponerle el nombre de su perro, su gato o su pez pero no olvidemos que día a día estos pescadores se juegan la vida en las piedras de la Costa da Morte para llevar el pan a la mesa, esto viene ocurriendo desde muchas generaciones atrás y todos deberíamos respetar el nombre que ya le pusieron los lugareños: La Tremosa. Su nombre viene por las 3 piedras (3 osas) sumergidas que forman la cordillera sobre la que rompe la ola según nos explica nuestro amigo Jose, uno de los pescadores que faena allí habitualmente y que paradojas del destino su barco también se llama así.
Vïdeo AQUÏ

Los protagonistas de esta jornada furon la pareja formada por el surfista portugues Antonio da Silva y su piloto Ramon Laureano. Fueron los únicos que se sintieron preparados para intentar esta ola a la altura de las mejores del mundo. No fué una sesión cómoda, se perdieron varias tablas y Antonio sufrió una caida muy fuerte que lo mantubo unos 40 segundos muy largos bajo el agua. El lado positivo es que consiguió cabalgar una ola enorme y entubar en otra, todo un logro dadas las condiciones tan adversas de viento. +Ver Video


Antonio y Ramon llevan ya varios años recorriendo la costa con JetGalicia, entrenando y conociendo La Tremosas además de otros slabs. Tiene mucho potencial y lo mejor aún esta por venir.


 

    El retorno a puerto fué algo subrealista. La borrasca impactó en Galicia mientras estábamos en la rompiente. Las olas pasaron de 3 metros a más de 10 en apenas 2 horas. Durante el retorno a puerto las rachas de viento superaban los 35 nudos en dirección contraria a nuestro avance, lo que desde la costa parecen espumillas eran en realidad olas de 2 metros de mar picada en ondulaciones enormes. Fue necesario abrirse más de una milla mar adentro para salvar la zona de riesgo y casi una hora para realizar solo 6 millas. Vimos pasar 2 o 3 olas solitarias imposibles de calificar, autenticas montañas de agua. Nos acompañaban 2 patrones y pescadores de altura experimentados, jamás habian vivido algo tan exagerado, lo que los medios llamarian una “ciclogénesis explosiva” vivida en alta mar. Las motos de agua llevan una preparación específica para rescate y tomamos todas las medidas de seguridad que se explican en el curso de Operador de Rescate, esa es la razón por la cual todos llegamos a puerto correctamente pero con la certeza de que ninguno olvidaremos esa travesia infernal de 6 millas.
 


A continuación os dejamos la guinda del pastel, un set de fotos tomadas por JetGalicia en esta misma rompiente durante sesiones pasadas además de otros slabs gallegos también documentados en nuestras exploraciones. Aquí podemos corroborar el potencial de La Tremosa para convertirse en un punto de interés internacional para la industria del surf de olas grandes. Hablamos largo y tendido sobre esto con los vecinos de la zona y todos estan encantados con la aparición de este deporte en un lugar donde toda su actividad giraba en torno a la pesca. Al principio eran unas  pocas motos y nos veian como extraterrestres jamados, 3 años después la afluencia ha aumentado, cada vez somos más, restaurantes, bares, hostales, tiendas y gasolineras estan encantados con nuestra llegada. Marineros y vecinos nos miran desde los acantilados asombrados al vernos en las mismas piedras de donde sacan el marisco.

http://www.jetgalicia.com/index.php/es/noticias-ultimas-novedades/44-tremosas