Número 199. Marzo 2019

0
513

18 meses el mundo y yo

Por Arkaitz Miranda

Hace poco he regresado de un viaje especial, he viajado en solitario alrededor del mundo durante 18 meses. He vivido en una furgoneta en Australia, he recorrido Indonesia en moto, me he enamorado de la belleza de Tahití y de la furia de Teahupo’o, he explorado Samoa sin mucha suerte y me he sentido decepcionado con Fiji por su masificación y sus playas sucias. Bueno y también me di el capricho de un boat-trip por las Islas Hinako.

Este viaje me ha servido para cambiar la perspectiva de cómo vivir las cosas, y entender que lo importante es el camino, el ahora, y saber disfrutarlo con quien lo estás compartiendo.

El arte de Damien Clavé

Por Borja Peñeñori

Obligado a seguir las redes sociales para ver qué se cuece, me encontré un post de IG con una imagen de Teahupo’o que me dejó pasmado. No me acuerdo cuál era el motivo del post, pero enseguida fui a la cuenta del autor de la ilustración, @damienclave, para ver más y, decepción, solo vi seis obras. Me quedé con sed y fui a buscar en Google donde pude encontrar más material de Damien Clavé. Al ver otra ilustración, esta vez de Mundaka, me quedé atrapado, vaya pasada!!!, le teníamos que hacer un reportaje para la revista y divulgar su obra…

Isla Bioko – Guinea Ecuatorial

Por Alan van Gysen

El ecoturismo en la ex colonia española es aún más valioso que su petróleo. Una de las principales razones por las que vine a Guinea Ecuatorial es la de explorar las playas de Bioko y su potencial de surfing. Las olas de la costa más expuesta de Bioko sur, en particular, provienen empujadas desde muy lejos por los “Roaring Forties” (Rugientes Cuarentas) —de los vientos más fuertes del globo. En la idílica playa de Moaba, un profundo canal submarino atrae cualquier swell del océano, que al chocar con el arrecife escarpado cercano a la costa produce olas ideales para surfistas intermedios y expertos.

American Wave Machines. El mago de Perfect Swell

Miquel Lázaro es un ingeniero y surfista catalán que lleva cuatro años trabajando en American Wave Machines, compañía californiana dedicada al desarrollo de la tecnología de olas artificiales. En todo este tiempo ha estado involucrado en el desarrollo de las dos tecnologías patentadas de American Wave Machines: SurfStream y especialmente en la tecnología “PerfectSwell”, la primera piscina grande instalada desde hace un año en Waco, Texas, que está siendo todo un éxito.

Miquel estuvo trabajando en el proyecto durante año y medio. Trabajando y desarrollando el sistema, formando parte, primero, del grupo de innovación y diseño de la tecnología mediante simulaciones fluidodinámicas y estructurales (una de sus especialidades), y posteriormente como manager principal del proyecto

Natxo nos da las claves del Big Surf

Por Javi Amezaga

Por primera vez en mucho tiempo, seguramente desde su primera participación, vimos a Natxo González asistir al Punta Galea Challenge desde el acantilado.

En el momento de cerrar la edición de este artículo, la temporada de olas grandes en el hemisferio norte está prácticamente acabada, lo mismo que el Big Wave Tour, a falta de que se cierre el periodo de espera del campeonato de Mavericks, última prueba del evento. Parece difícil que se celebre, lo que dejará al BWT de esta temporada con dos pruebas puntuables, Nazaré y Peahi. Escaso bagaje para establecer un ranking mundial con solo dos puntuaciones, pero la parte buena es que Natxo se consolida en el ranking, ocupando (provisionalmente) la quinta plaza del top mundial de ola grande, toda una hazaña.

Longboard clásico en Maldivas

En las islas la vida es realmente lenta, con el único sonido de las olas rompiendo en el arrecife, y el sol castigando sin piedad durante la mayor parte del dia. Islas de pescadores mayoritariamente, con un centro de salud, un colegio, una mezquita, una pequeña central electrica y un campo de fútbol. No hay nada más enriquecidor que mezclar nuestras horas en el agua surfeando con visitas de tarde/noche a las diferentes islas locales. Cada isla tiene un jefe y ese jefe es llamado el Jefe del Atolón. Algunas de las islas están poquisímo desarrolladas y la belleza natural hipnotiza. Vegetación tropical con el incomparable marco del Oceano Indico. En cambio otras islas ya han perdido todo su encanto. Construcciones altas de cadenas de hoteles colapsando la mayoria del terreno y dejando estrechas callecitas para moverse de un lado a otro. Buffets libres en las entradas de los hoteles y turistas requemados de los potentes rayos de sol. En éstas, hay muy poca visibilidad de la cultura local.