Noah Hetch destacando x Sidrisima

0
678

Erase una vez un rubiales, un niño de 8 años, que hace los deberes antes de ir a surfear. Los 8 años los deja en la orilla cada vez que entra y los recoge al salir.

Surfea las olas de salinas y de la playa que se le ponga por delante. Como chofer, su padre, Anthony, que sin duda es su mayor fan, pero detrás de Anthony cada día somos más, los que nos quedamos alucinados con las ganas, la actitud y la forma que tiene de leer las olas, disfrutatando él y quien le mira, sin esfuerzo, sin presión y siempre con una sonrisa.

Como bien dice Dani G.Artime: “Noah es un fiera que cada día vuela más alto con su air model por las olas de Salinas, contagia su pasión por el surf, dedicando todas las horas que puede y pillando olas sin parar, nunca son bastantes y nunca el baño es lo suficientemente largo “.

Como afotadora, da gusto percibir estas sensaciones mientras estoy en la orilla, enganchan, captarlas es difícil, pero sé que estoy en el buen camino y sobre todo muy bien acompañada.