Cómo animar a un niño a hacer surf

1
78790

Todos nos hemos visto en la situación de ir con niños a la playa, con idea de coger las mejores olas, pero tener que renunciar por quedarse haciendo castillos de arena con un niño (sea hijo, sobrino, hijo de amigos o hermano). La segunda opción suele ser renunciar a pasar tiempo con el crío y surfear en solitario. Hay niños muy valientes, pero por lo general, si a un adulto no iniciado le impone una ola que pase de metro y medio, a un niño que ni siquiera alcanza esa estatura puede llegar a aterrorizarle. De manera que, si la idea es conseguir que los más pequeños se interesen por un deporte tan emocionante y completo como el surf, lo mejor es adecuarnos un poco a su propio lenguaje y acercarles la diversión a su terreno de juego.

Para ello, hemos seleccionado tres películas de animación de diferentes momentos (eso sí, todas del s. XXI) en las que el surf cobra cierto protagonismo, para que los niños empiecen a sentir curiosidad o deseen imitar lo que han visto.

Lilo y Stich. Empezamos con la más antigua (2002), uno de los primeros largometrajes de Disney de animación en 3D con personajes humanos. La historia trata de una familia desestructurada en la que un extraterrestre se infiltra haciéndose pasar por un perro, consiguiendo volver a unir a dos hermanas en un momento complicado. La historia se desarrolla en Hawai y una de las aficiones de las que más disfrutan juntas las hermanas es del surf. Encontraremos escenas divertidas con una estética muy particular. La película ganó en 2002 el premio a la Mejor Película Animada en el Sarajevo Film Festival, en 2003 en Las Vegas Film Critics Society Awards y en 2004 en los Tokyo Anime Awards, y tuvo el suficiente éxito como para que Disney produjese una segunda parte, la serie animada y algún que otro corto relacionado.

Locos por el Surf. Esta es la película de animación de surf por excelencia. Se la considera un falso documental. El argumento se basa en la Copa Mundial de Surf de Pingüinos y cómo un grupo de adolescentes pingüinos acompañan a su amigo Cody a su primera competición profesional. Una aventura que puede llegar a convencer a cualquier niño. Por lo pronto, fue nominada al Oscar como mejor película de animación en 2007 y consiguió dos Premios Annie aparte de estar nominada a 10 en total el mismo año.

bandera

Atrapa la Bandera. La más reciente (2015), y además se trata de una coproducción española, coquetea con el kite surf incluso en la luna. Aquí tres adolescentes cuya pasión es el kite acaban involucrados en un asunto espacial por intentar salvar la relación de uno de ellos con su padre, astronauta que debe combatir a un villano en la luna. Su deporte favorito les salva en la escena final. Recientemente ha ganado el Goya 2016 a la Mejor Película de Animación.

Una vez les haya picado el gusanillo, es el momento de descubrirles algunas de las mejores playas para practicar surf en España y dejarles caer que el mundialmente conocido Aritz Aranburu empezó en una de ellas (Zarautz) y ahora recorre el mundo descubriendo olas como las de la Bahía de las Calaveras en Namibia. Tal vez le impresione el video que el surfista ha colgado en su canal de Vimeo, pero siempre debemos recordarles que las cosas al principio no son tan fáciles, y que sus primeras olas serán más pequeñas.

Una buena historia española de superación relacionada con el surf la tenemos muy a mano con el documental estrenado el pasado año “La Primera Ola”, que ya está disponible para alquiler en Vimeo. Nos habla de cómo Félix Cueto, al que se considera el pionero del surf español, y su amigo Amador Rodríguez, llegaron a fabricar su propia tabla a principios de los años 60 con tal de empezar a surfear en su país. Pasó algún tiempo hasta que consiguieron resultados, pero hoy día son una auténtica leyenda, que atrae, lo mismo que las playas de las costas cantábricas, y algunas mediterráneas y atlánticas de España, a muchos extranjeros a tomar un vuelo y probar la sensación en sus propias carnes.