Axi Muniain contra las bolsas de plástico de un solo uso

0
454

 

Faltan menos de 30 días para que entreguemos las firmas a la Comisión Europea, a fin de prohibir la distribución de bolsas de plástico de un solo uso. Como Axi Muniain, apuesta por la protección del medio ambiente firmando la postal: www.initiativesoceanes.org/actua.

Axi Muniain llama a reducir el uso de bolsas desechables

Involucrado en esta causa, Axi Muniain nos comenta su punto de vista con respecto a esta campaña: «Quería hacer un pequeño hincapié en la tendencia que tenemos a la hora de abusar de los plásticos, en especial las bolsas. Muchas veces nos las facilitan sin tener tanta necesidad en los comercios y en otros contextos. Mi recomendación es coger la costumbre de utilizar una bolsa reciclable, al final es mucho más versátil, nos puede servir para cargar más, no es tan contaminante. Necesitamos de tu firma, necesitamos 20 000, para enviarlo a la Comunidad Europea, para que lo consideren.»  VER EL VIDEO

Objetivo: 20.000 firmas

Desde marzo, muchos de vosotros habéis firmado y difundido la campaña de Surfrider contra las bolsas de plástico de un solo uso, y os lo AGRADECEMOS!! Gracias a vuestra ayuda hemos recogido más de 17 500 firmas en 95 países y 14 diputados europeos respaldan la iniciativa. El conjunto de las firmas será entregado al Comisario Europeo JANEZ POTOCNIK, encargado de los asuntos medioambientales de la UE, el 15 de noviembre. A día de hoy sólo nos faltan 2500 firmas para conseguir nuestro objetivo: 20 000 firmas.

¿Por qué Surfrider quiere prohibir las bolsas de plástico?

Cada año, se usan 800 000 toneladas de bolsas de plástico de un solo uso en Europa. Estas bolsas sólo se usan durante unos minutos y tardan entre uno y cuatro siglos en degradarse en el medio ambiente. Muy ligeras, se vuelan fácilmente y acaban en los océanos y los mares.

La bolsa de plástico representa una amenaza para el medio ambiente marino: causa daños irreversibles a la fauna (herida, ingestión). Así mismo, bajo el efecto del sol, la sal y las olas, se fragmenta en minúsculas partículas llamadas micro-plásticos. Dichas partículas son imposibles de retirar y acaban formando parte de la cadena alimenticia. Debido a su concentración de contaminante químico, los micro-plásticos podrían revelarse como peligrosos para el ser humano a largo plazo.